La Comunidad de

Cimentación: qué es y qué tipos existen

Imagen Cimentación: qué es y qué tipos existen
ingenio.xyz

La cimentación de una estructura (“foundations” en inglés) es el conjunto de elementos estructurales encargados de transmitir las cargas que actúan sobre dicha estructura al terreno y cuyo objetivo es lograr sustentar la estructura de forma segura garantizando su estabilidad.

La cimentación debe estar diseñada teniendo en cuenta las características del terreno en el que está situado, de modo que la tensión máxima que transmite nunca supera la tensión admisible del terreno. En este punto, hay que destacar que al hablar de tensión admisible, ya estamos teniendo en cuenta un cierto coeficiente de seguridad sobre la tensión de hundimiento, que sería a la que teóricamente el terreno colapsaría.

A la hora de calcular esa tensión admisible, hay que tener en cuenta que el terreno no es homogéneo, sino todo lo contrario. Esa gran heterogeneidad provoca que no todas las capas, o estratos, tengan la misma resistencia, y da lugar a un problema adicional de identificación y caracterización de cada uno de los estratos que conforman el terreno.

Este proceso de caracterización, por ejemplo mediante sondeos con extracción de testigos, es fundamental ya que los estratos existentes y su disposición pueden condicionar totalmente la elección de un tipo de cimiento u otro.

Principales tipos de cimentaciones

Las cimentaciones se pueden dividir en dos grandes grupos: cimentaciones superficiales (zapatas) y cimentaciones profundas (pilotes).

Cimentaciones superficiales

Las cimentaciones superficiales reparten la fuerza que le transmite la estructura sobre una superficie de terreno lo suficientemente grande como para que el terreno resista la tensión transmitida.

En este tipo de cimentaciones, las zapatas son quizás las más conocidas.

Cimentaciones profundas

Las cimentaciones profundas surgen ante la necesidad de sortear estratos malos y alcanzar sustratos aptos y resistentes que permitan apoyar la estructura.

A diferencia de las zapatas, los pilotes, dada su longitud, presentan dos mecanismos resistentes: la resistencia por punta y la resistencia por fuste, es decir, la debida al rozamiento de la superficie lateral del pilote con el terreno. La combinación de ambas determina la carga que puede soportar.

¿Quieres saber más? En nuestro curso Geotecnia esencial para estructuras te enseñamos lo justo y necesario para que sepas interpretar un estudio geotécnico.


0 respuestas

Escribe una respuesta

Haz login o registrate para comentar.

En nuestro blog

Nuestros cursos

Nanomáster de estructuras

Geotecnia y Estructuras
140 h.

Geotecnia esencial para estructuras

Geotecnia y Estructuras
30 h.

Iniciación a la Robótica

Robótica
40 h.